Los trapos sucios se lavan fuera

Los trapos sucios se lavan fuera

Los propios clientes de las lavanderías de autoservicio se sienten como «si estuviéramos dentro de una película americana», pero en vez de pagar con dólares lo hacen con euros. Entre grandes lavadoras y secadoras se respira el olor que deja la ropa a suavizante cuando salen de ellas.

ANTIGUA1

Los antiguos lavaderos a la vera del río en los que las mujeres de la zona iban a lavar la ropa eran lugares donde se conversaba de todo lo acontecido mientras quitaban manchas o enjuagaban. Esto se convirtió en una costumbre y un lugar de encuentro, en el que todas intentaban ir allí a la misma hora para estar informadas y pasar un buen rato, aunque fuera trabajando. Con el paso del tiempo y la creación y expansión de la lavadora, estos sitios se han quedado vacíos y solo sirven para el recuerdo. Ahora suele encontrarse este aparato en casi todas las viviendas y el acto de poner la lavadora es individual y un pelín aburrido.

Sin embargo, en el mundo anglosajón esta idea de hacer la colada en compañía y fuera de casa lleva mucho tiempo instaurada en su cultura.

Para ellos usar las lavanderías autoservicio es algo tan normal como para los españoles comprar el pan. Y eso nos ha llegado a través de sus películas. Hay una gran filmografía en la que uno de los escenarios principales donde surgen historias de amor es en las lavanderías de autoservicio. Y la mayoría recuerda la escena típica en la que los protagonistas se equivocan de colada y acaban avergonzados por coger la ropa íntima del otro.

Un aspecto que se ha cambiado con el paso del tiempo es que antes eran las mujeres las encargadas de hacer la colada y ahora hay cada vez más hombres que la hacen y uno de esos motivos puede ser la facilidad que dan las lavanderías de autoservicio para realizarla, entre otras  .   _MG_4691

Share

Lavar fuera de casa en Fuengirola ,Mijas, una tendencia al alza

Lavar fuera de casa en Fuengirola y Mijas, una tendencia al alza

En muchos países es habitual hacer la colada fuera de casa y proliferan las lavanderías autoservicio. En España es una práctica poco habitual, al menos hasta ahora. En los últimos años, el incremento de la población que vive sola y de extranjeros ha hecho que en las grandes ciudades españolas proliferen estos establecimientos, donde, por un módico precio, puedes lavar y secar en muy poco tiempo, tu ropa, una ventaja que ha hecho que muchas personas reacias a esa práctica no duden en utilizar este sistema.13450819_1156601531050928_1696759448231066095_n

El Candelero en sus dos meses de existencia,  aseguran sus responsables, han visto acudir todo tipo de personas, pocos estudiantes, «porque ellos recurren a su madre», muchos extranjeros habituados a este tipo de servicio, personas que viven solas y quienes quieren aprovechar para lavar prendas especiales o hacer grandes coladas, viviendas dedicadas al turismo ya que tienen lavadoras de 12 a 15 kilos. Pero también, señalan,  como algunos han visto allí su propio negocio: ofrecen el servicio de lavado a bares y peluquerías y se sacan un dinero para ir tirando. Esta lavandería ofrece coladas desde 5 euros en un tiempo de lavado muy corto, es destacable la calidad de su detergente y suavizante (PH) neutro especial para niños, ancianos y personas con problemas en la piel, que a su vez cuida el medio ambiente.

Al principio,  la gente pasaba por delante del establecimiento y decía «yo ésto no lo necesito, tengo lavadora en casa», pero después, poco a poco, han comprendido que pueden sacar mucha rentabilidad, en tiempo y en dinero, a este servicio. En estos dos meses que lleva abierto tienen más de una anécdota de contar. «A comienzo del verano, vino una señora con un edredón para lavar. Al principio, miraba y miraba y cuando vió que la ropa que llevaba otra gente salía limpia y con buen olor, no dudó en decirnos que había traído una colcha vieja para probar y que si salía bien nos traería los demás edredones. Salió contenta porque a los pocos días los trajo para lavarlos». Otra de sus clientes es una señora que, dado que son muchos en su familia, pone hasta tres lavadoras diarias en casa, y aquí con una se lleva toda la colada limpia.

 

Sienta la inconfundible fragancia característica de El Calendero, del suavizante para la ropa de uso exclusivo. Un aroma suave y al a vez muy cautivador, su perfume perdurable es ideal para darle un toque de frescura a toda tu ropa .
IMG_3782

El Candelero tiene horario continuado, desde las 7 hs de la mañana hasta ya avanzada la noche,  la hora de cierre es a las 23:00 horas, dando la posibilidad a clientes que quieran ir mas tarde que lo comuniquen por Whatsapp al tel 722670600, dando así un plus a esta atención cercana y amiga. Abren todos los días del año, incluso los festivos más señalados.

 

Share